El plagio en Colombia, un proceso de aprendizaje para estudiantes y docentes.

El plagio se ha convertido en una situación mucho más grande de lo que se cree, incluso en Colombia no se encuentran cifras amplias de esta problemática. Sin embargo, en el ámbito académico se encuentran investigaciones de docentes que han llevado el problema mucho más allá. Es decir, el estudiante siempre se ha visto como el problema y no toda la comunidad académica implicada pero ahora que la academia también entra como un actor responsable se llega a un análisis más profundo que analiza todo el sistema educativo del país en una era que ha pasado de ser análoga y ahora es digital.

 

Ahora que todos los estudiantes tienen a un sólo clic a su disposición todo tipo de información, y los motores de búsqueda se volvieron fuente de toda investigación. Sin embargo, como es de conocimiento dentro de esta búsqueda rápida se encuentran fuentes que dejan mucho que desear a nivel de calidad y a pesar del conocimiento de estudiantes y docentes, la fuente puede ser presentada para trabajos académicos. Pero toda acción tiene una motivación o una respuesta, es decir que las personas no lo están haciendo adrede.

 

En el estudio planteado en el artículo “El plagio y su relación con los procesos de escritura académica” de la Universidad Nacional ve como problemas serios relacionados con la lectura y escritura como un tema de hábito que no fue infundado en Colombia. El primer caso es odio hacia la lectura, y comienza por la evasión a la misma y a generar nuevas ideas; a la falta de argumentación de lo que se lee y pensamiento crítico. La segunda es la formación previa, pues no existe capacidad lingüística que será un punto de dificultad de estructura de lectoescritura.  Finalmente, la tercera es porque no hay un motivo, una intención o un objetivo al proponerle al estudiante una lectura. Lo hacen por obligación, mas no por generar una capacidad de generar conocimiento.

 

Por otra parte, el estudio realizado por Turnitin Feedback Studio “Integridad académica en un mundo digital - Índice global de plagio en la educación secundaria y superior” presenta la teoría de Donald R. Cressey, donde la mala conducta aparece cuando se dan tres factores:  presión, oportunidad y capacidad de racionalizar las acciones. Aunque es verdad que el Internet facilita el plagio, el hecho de que la aceptación y el éxito en la universidad tengan cada vez más peso para lograr una vida profesional satisfactoria, hace que exista una mayor presión lo, que puede desencadenar un plagio.

 

¿A qué conlleva esto? A que los estudiantes realicen lecturas superficiales, poco críticas y faltas de argumentación. De hecho, el mismo estudio, resalta que en la materias teóricas son las que más reportan plagio. Ahora bien, si bien se puede plantear como un problema también es una oportunidad para todos los actores dentro de esta cadena de valor que es la educación colombiana y mundial. El foco debe ser prevención o la promoción de la integridad y la excelencia académica además de verificar la similitud, hacer una retroalimentación concienzuda, y una exhaustiva evaluación de los trabajos de los estudiantes, velando por su reputación de las instituciones y de los estudiantes.

 

El panorama no cambia mucho a nivel global, el estudio de Turnitin concluye que esto es un problema global. La investigación arrojó como resultado que el porcentaje de escritura no original es un % representativo en todas las regiones. Lo que comprueba que el comportamiento de los estudiantes es una constante sin importar si vive en el continente americano o en China y Africa. Y además se estima que los docentes pueden recibir más de 100 millones de trabajos no originales al año en los países que fueron objeto de este estudio.

 

Esto amplía la oportunidad de tener una herramienta antiplagio a disposición de toda la cadena educativa, que sea motivador y generador de contenido original. De acuerdo con Raquel Villarreal, Gerente de Mercadotecnia para América Latina de Turnitin, “El valor de una herramienta antiplagio radica no solo en la verificación, sino que, además, puede promover el pensamiento crítico, la cultura de la originalidad, la integridad académica entre la universidad, el estudiante y su futuro profesional, así como la producción de conocimiento”.

 

 

EcoTecnológico.com - Derechos reservados 2016  email: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.
Las opiniones expresadas en este sitio son responsabilidad de sus autores